Etiquetas

, , , , , ,

Eurovegas podría ser un nuevo fiasco provocado por la falta de criterio de los políticos

Cuando el 21 de septiembre de 2012 se publico ¿Ayudará Eurovegas a salir de la crisis”, sin tener más conocimiento de las condiciones solicitadas por Mr. Adelson para instalar en España su macroproyecto, que opiniones aparecidas en algún periódico, dado que los políticos no hacían más que echar “balones fuera”, en cuanto se les preguntaba sobre las mismas, mostraba mi opinión contraria a ese proyecto, escribiendo en el segundo párrafo de aquel post, “Tengo mis dudas de que Eurovegas sea una realidad rentable para España, sin embargo no tengo duda ninguna de que lo será para Mr. Adelson, si su compromiso … se limita a aportar del 25 al 35 por ciento de la inversión, y se le concede nada más que del 25 al 35 por ciento de las demandas que realizaba en cuanto a …”, en aquel momento mi opinión estaba basada en la intuición y un ligero conocimiento de cómo los contratos de las empresas americanas, intentan ligar su participación en un gran proyecto, a concesiones de políticos sin visión de futuro,  y empresarios que no siendo capaces de sacar adelante sus empresas, están dispuestos a “vender su alma al diablo” en una desesperada huida hacia delante, que en muchos casos, lo único que consigue es llevarlos más rápidamente al borde del precipicio,  pretendiendo que solucionen sus problemas los representantes del actual “imperio”, que amparados en su imagen de grandes empresarios, atan a sus “partners” de las que, en el ámbito económico, consideran sus “colonias” desde que ayudaron con el Plan Marshall, a la reconstrucción europea después de la Segunda Guerra Mundial.

No conozco la procedencia del escrito que se transcribe a continuación, ni si lo que dice se ajusta a la realidad, pero si pudiera admitir tan solo por un momento, la presunción de que sean esas, las condiciones que el Sr. Adelson pretende “imponer” para instalar Eurovegas en España, mi respuesta a esa presunta imposición sería tan grosera, como lo puede ser la propia presentación de la misma a los gobernantes de un estado, presuntamente soberano, si la misma fuese cierta, tratándonos como si fuésemos pobladores que no ciudadanos de alguna colonia anterior a las del siglo XX, porque ya en este último, los pobladores de las mismas, no eran tratados con tanto desprecio, por lo que, estimados compañeros de esta Comunidad, os ruego que perdonéis la que como ciudadano de este país, podría ser mi grosera respuesta a esa pretendida imposición “Señor, puede usted meterse su macroproyecto por donde le quepa”.

A continuación la presunta demanda, en la que resaltaré con negrita, lo que considero más ofensivo de la misma, y vergonzoso para que miembros de un gobierno sea autonómico o el central, siquiera se hayan parado a considerarlo:

Las condiciones de Sheldon Adelson para la instalación de Eurovegas

El magnate de los casinos Sheldon Adelson, propietario del grupo Las Vegas Sands, ha impuesto una serie de condiciones para instalar el macroproyecto Eurovegas en España. Sheldon, exige condiciones que convertirían esas instalaciones en un paraíso fiscal y laboral y que pueden resumirse en lo siguiente:

  1. Exención del pago de las cuotas a la Seguridad Social de los empleados de dos años.
  2. Exención de impuestos municipales, regionales y estatales durante  2 años y del IBI durante, al menos, 10 años.
  3. Un aval del Estado de 25 millones de euros, que solicitara al Banco Europeo de Inversiones y que, si el negocio no prospera tendrá que pagar la administración.
  4. Cesión gratuita del suelo público que necesite, además de las expropiaciones que procedan (que tendrá que pagar la administración).
  5. Exclusividad en el negocio durante 10 años, o sea, que no puede instalarse ninguna otra actividad que pueda suponer una competencia.
  6. Modificación del Estatuto de los Trabajadores a fin de terminar con la regulación de convenios colectivos con el personal empleado.
  7. Modificación de la ley de extranjería a fin de poder contratar personal extranjero que estaría sujeto a la legislación y condiciones laborales de su país de origen (por ejemplo, si es pakistaní, podría trabajar sin contrato de trabajo y en las condiciones salariales que rijan en Pakistán).
  8. Cambio de legislación sobre la prevención del blanqueo de capitales, con flexibilización de los controles. En definitiva, que el dinero con el que juegan o que ganen en las instalaciones pueda salir del país sin ningún tipo de control administrativo. Podría entrar al país dinero del narcotráfico y salir dinero español en dirección a los paraísos fiscales sin control de Hacienda.
  9. Autorización para entrar en las instalaciones ludópatas y menores de edad, circunstancias que actualmente prohíbe la ley del juego en España.
  10. Modificación de la ley antitabaco, de tal forma que se pudiera fumar en todas sus instalaciones en contra de lo establecido en el resto del estado.
  11. Construcción de las instalaciones e infraestructuras que se soliciten (ha pedido una estación del AVE, una de cercanías y el enlace con la red de metro o metro-ligero así como modificación del Aeropuerto de Barajas para llegada y salida de jet privados). En definitiva, todo esto supondrá un coste para la Administración de 2.600 millones de euros.
  12. Plena disponibilidad de agua para las instalaciones, incluidos los tres campos de golf que se pretenden construir, lo que supone una clara amenaza a los recursos hídricos de la zona.
  13. Si el lugar elegido fuera el ensanche de Vallecas, el traslado del vertedero de Valdemingomez, lo que supondría un gasto para la administración de unos 200 millones de euros, además de buscar una localización idónea.
  14. El proyecto final, podría suponer la construcción de 12 hoteles, seis casinos con más de mil mesas de juego y 15.000 máquinas recreativas, tres campos de golf y nueve teatros.

Todo esto se construiría si el negocio funcionara tal y como pretende.

El proyecto se inicia con 1/3 de lo prometido, a la espera de que funcione, pero la reserva del suelo, las infraestructuras, la modificación legislativa, la exacciones fiscales, el aval del préstamo y demás apartados que se han citado, deben estar listos desde el inicio del proyecto.

En el caso de que el proyecto no funcione lo abandonarían y nos dejarían con las infraestructura en desuso, tal y como ha quedado la estación de cercanías de la Warner.

Y ahora me pregunto yo… ¿ESTAMOS TONTOS EN ESTE PAÍS o qué…?

Quien da la información por medio de Internet de las presuntas exigencias del señor Adelson, se pregunta si estamos tontos en este país, yo me atrevería a quitar los signos de interrogación, para pensar que al menos una importante parte de nuestros políticos LO SON, si han asumido “las cuentas de la lechera” de proyectos como ese, sin haber realizado un estudio de viabilidad que ayude a poner un poco de orden en unos sueños de grandeza, que amparados en la inviolabilidad que se han otorgado a sí mismos, les permite administrar los intereses del país, sin preocupación alguna de las consecuencias de sus actos, dado que aunque lleven el país a la ruina, ellos seguirán disfrutando de privilegios que ni se han ganado, ni les han dado los ciudadanos que les han elegido para que les representen, no para que les arruinen y se conviertan en casta privilegiada, libre de responsabilidad por los actos que realizan, con respecto al resto de la ciudadanía, LO DEBEMOS SER cuando les votamos y les seguimos el juego.

No me parece ofensivo que el señor Adelson haga esas exigencias, al fin y al cabo, no hace más que gestionar sus propios intereses, consciente de la debilidad de la parte contraria, dispuesta a vender su alma al diablo, para tratar de presentar como un éxito personal, lo que no sería más que la constatación de su falta de criterio y capacidad para hacer frente a las responsabilidades de los cargos que ocupan, lo que considero ofensivo, es que los políticos que nos representan, hayan podido admitir, aunque sea por un solo momento, la posibilidad de negociar sobre la base de las mismas, si fuesen ciertas.

La armada de Estados Unidos ya nos hizo perder los últimos restos de nuestro imperio colonial a finales del siglo XIX, y 114 años después sus empresarios parece que piensan que España es tan débil y sus políticos tan ineptos hoy como lo eran los de entonces, y por cómo actúan unos y otros, es posible que no estén equivocados.

Autor: Miguel Angel Campo Seoane

Este post estará publicado además de en este blog, en los que el autor tiene en Hosteltur, Directores de HotelInvat.tur.